lunes, septiembre 28, 2009



La suma de las piedras
suma luz


la suma del sol permite


la suma del silencio
se resta
a la noche que los grillos cripan.

11 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Natalie, la pregunta que me sugiere tu poema es ¿qué queda de la luz si le restamos la oscuridad?

Natalie Sève dijo...

Querido Antonio

Pensar en la luz sin su continente de oscuridad, me evoca un vacío extrañísimo, casi imposible de percibir. Entonces la luz no queda, pero quizás permanece en otro lugar... y quizás al seguir restando, todo desaparezca absorbiéndose hasta la pregunta inicial.

Un beso

Natalie.

mentecato dijo...

¡Qué bello, Natalie! Tan breve y tan profundo hacia todos los infinitos...

Un abrazo desde finis terrae.

matlop dijo...

bellísimo Nat.

=)

Santiago Paz dijo...

Fiat lux!

Beijos.


Santiago.

Ferragus dijo...

Recuerdo una mirada a la luz desde la obscuridad; era yo dentro de un añoso túnel de ferrocarril; nunca fue tan hermosas como jugueteaba ella, entre las quebradas y cerros.
Tus mágicas palabras alegran hasta los recuerdos, Natalie. Gracias.

L dijo...

Sobre el post anterior, vi Wilde hace unos meses atrás me parecio pasable, mucho más que el bodrio eclipse total ... que hicieron una pseudobiografia mediocre de Rimbaud; tiene que ser hermoso vivir y convivir en una ciudad donde recorrio un autor tan prodigioso como Wilde, que diran los Europeos cuando vienen a Valparaiso ?

y sobre el post de ahora, son palabras que caen como rayos, suaves pero penetetrantes.

saludos N.


L

Igor Scheihing dijo...

eres famosa?
llegué aquí gracias al amigo chinaski,
a todo esto
bueno el poem.

Merli dijo...

Que preciso el reflejo que das al jugueteo -infinito- de la luz.

Te leo.
Un gusto :)

Natalie Sève dijo...

Es un placer para mí poder compartir...
Esa es
la suma mayor..

Abrazos!!
Natalie.

Juan dijo...

Tu filosofía es interesante, y nos das a tus lectores algo para pensar más allá de lo cotidiano. Sigue así Natalie.